Kids Poux
Contagio de piojos

¿Cómo sé si mi hijo tiene piojos?

Muchos de nuestros clientes nos cuentan que no han detectado la infestación de sus hijos porque no sabían cómo mirar o qué debían encontrar. Es habitual que un padre, e incluso uno mismo, tarde días y hasta semanas en ser consciente del contagio de piojos.

Prevención con lendrera

Es por eso que es muy importante llevar a cabo una buena prevención y pasar la lendrera como mínimo un día a la semana. Si se pasa una vez lavado el pelo y aplicando un suavizante o acondicionador, el niño no sufrirá (ni se quejará) y podremos detectar si hay piojos sin que pasen semanas, lo que hace que el contagio sea mayor, los piojos se multipliquen y más miembros de la familia acaben infestados.
Es por eso que la mejor manera para reconocer una infestación es pasar la lendrera a menudo y ver si sale alguna liendre. Puede que también salga algún piojo, pero son más difíciles de pillar. Cuando pasemos la lendrera, debemos incidir especialmente en la zona de las orejas, nuca y coronilla, ya que esas zonas son las preferidas para comenzar a colocar las liendres por ser más oscuras y calientes.

Picor

Ver al niño rascarse también puede ser una señal de que el niño tiene piojos, aunque el picor puede ser provocado por otras causas como el sudor, caspa o dermatitis. Además, no todo el mundo se rasca ya que para ello es necesario que la saliva que inyecta el piojo en nuestro cuero cabelludo provoque una reacción y eso no siempre ocurre.
Liendres
Las liendres se pueden ver a simple vista, especialmente si se pone la cabeza a la luz. Las liendres nuevas (que todavía no han eclosionado y, por tanto, aún tienen el piojo dentro) son más oscuras y están situadas en el pelo cerca de la raíz. Las liendres más blancas son las que ya han eclosionado y se verán más separadas del cuero cabelludo. En ese caso la infestación se habrá producido hace más de una semana y el número de piojos será mayor. Las liendres están pegadas al pelo y no se despegan con facilidad, por lo que si vemos algo parecido pero que se mueve al tocarlo, probablemente sea caspa o algún residuo.

Piojos

Los piojos son de mayor tamaño que las liendres, por lo que también se pueden ver a simple vista. Un piojo adulto tiene un cuerpo grande y ovalado con las patas situadas en la parte delantera, junto a la cabeza. Los piojos más pequeños (ninfas) son más difíciles de ver y suelen ser transparentes. Si tienes dudas de si tú o tu hijo tiene piojos, lo más cómodo es pedir cita en uno de nuestros centros, ya que los diagnósticos son gratuitos.

0 Commentaire

    Laisser un Commentaire